UA-93115614-1

4 Claves para una atención médica de clase mundial



No importa si trabajas en el sector público o privado, la atención médica que des a cada uno de tus pacientes es la clave para convertirte en un gran profesional de la salud. De esto depende que el paciente regrese a tu consultorio y te recomiende con otros usuarios.


Si en este momento de tu profesión te encuentras dudando si estas realizando una buena atención médica, a continuación, te presentamos 4 claves para una atención médica de clase mundial;


Según estudios, una buena experiencia del paciente mejora los resultados que obtiene en su tratamiento


Un estudio reciente demostró que la experiencia que tiene el paciente al ser atendido está positivamente asociada con la seguridad del propio paciente, así como con la efectividad clínica al tratar diversas enfermedades, al trabajar en ciertos ambientes clínicos, al atender a ciertos grupos de la población y también influye en los resultados finales de la atención.


Pero primero; ¿Qué es la atención al paciente?


La atención al paciente se trata de proporcionar:

  • Un servicio libre de peligro.

  • Minimizar redundancia y merma.

  • Permitir acceso sin demoras a los servicios necesarios.

  • Seguir las mejores prácticas.

  • Incorporar las preferencias del paciente.

  • Tratar y atender lo que es prioritario para el paciente.


4 Claves para una atención médica de clase mundial



1. Sé un buen comunicador


La comunicación es la piedra angular de una buena atención al paciente. Tu comunicación debe ser precisa, transparente y personalizada para el nivel de entendimiento de cada paciente. Es a través de tu comunicación que puedes transmitir empatía y compasión.



Nunca subestimes el poder de decir la palabra correcta en el momento correcto. El objetivo es el de producir una interacción de alta calidad en la que el paciente se siente apreciado, escuchado, y en el que siente que recibe una explicación clara.


2. Coordina correctamente el servicio que entregas


Si la comunicación es la piedra angular de una buena atención al paciente, entonces tu habilidad para acomodar las necesidades del paciente son el pilar central. Esto incluye asegurarse que los servicios de salud tienen una buena coordinación, que son fáciles y convenientes para el paciente, que es atendido en instalaciones limpias y tranquilas, y que recibe una atención correcta y a tiempo a sus síntomas.


El objetivo es el de proporcionar una atención centrada al paciente, donde cada aspecto del sistema de salud está óptimamente diseñado para ser de máxima utilidad para el paciente.


Para tener éxito, debes incorporar a los pacientes en el diseño de los procesos de atención para que, de esta manera, sea posible crear sistemas que realmente atiendan sus necesidades e inquietudes.


3. Respeta al paciente


Mostrar respeto por los valores, preferencias y objetivos de tus pacientes son los cimientos de la confianza.


Trata a los pacientes con dignidad, sé sensible a sus valores culturales, y respeta su autonomía. Siempre debes tratar de involucrar a los pacientes en la toma de decisiones.


Eres un invitado en la vida de tus pacientes, y debes actuar como tal.


4. Involucra al paciente


Involucrar a los pacientes en su tratamiento es crucial para mejorar el resultado final de su tratamiento.

Cuando educas e involucras a los pacientes acerca de sus condiciones, no solo tienen resultados superiores, sino también una mayor satisfacción.


El simple hecho de explicar verbalmente el proceso de atención al paciente deriva en una mayor adherencia al tratamiento y reduce la ansiedad.


Finalmente, involucrar al paciente también te ayuda a ti, como profesional de la salud, a transformar y mejorar los servicios de salud porque así es como las innovaciones suceden.


Te recomendamos leer; ¿Cómo ofrecer un buen servicio antes, durante y después de la consulta?



Fuente: https://bit.ly/3pIWjPN

Tags:

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square