UA-93115614-1

¿Son las inyecciones más efectivas que las pastillas para aliviar el dolor?


En el mundo de la salud y la enfermedad hay bastantes ideas preconcebidas que parecen heredarse de generación en generación. Ejemplos hay varios: estoy seguro que habrás escuchado que para el dolor de garganta lo mejor es que te inyecten penicilina, o que para un catarro pocas cosas tan efectivas como un antibiótico de tres días.


El dolor, uno de los síntomas por excelencia en las consultas tanto del Médico de Cabecera como en Urgencias, no se escapa a estas ideas que en ocasiones no se ajustan a la realidad.


Estoy convencido que piensas o has escuchado la mítica frase:


“Para el dolor, es mejor una inyección que las pastillas”


Esta afirmación la escucho varias veces a lo largo de una guardia. Y si tenemos en cuenta que en un mes puedo hacer en torno a 7 guardias, la cantidad de veces que escucho esta frase repetida como un dogma de fe me ha llevado a la necesidad personal de rebuscar en la bibliografía científica para ver qué hay de cierto en todo ello. Así que atento/a a las siguientes líneas ya que puedes llevarte más de una sorpresa:


La vía intramuscular absorbe más rápido los medicamentos: ¡ERROR!

Existe la idea equivocada de que la absorción de los medicamentos por vía oral (ya sea en sobres, pastillas, cápsulas o grageas) es más variable y lenta que la intramuscular. La creencia es que la vía intramuscular (la inyección) garantiza niveles más altos y más rápidos del fármaco, pero esto no es así. Y aquí viene la explicación.


La vía de administración no afecta a su distribución, vida media, aclaramiento y adherencia a proteínas plasmáticas. Esto hace que no se afecten de forma significativa ni al inicio de acción, ni al tiempo hasta alcanzar la concentración máxima del fármaco en el organismo ni la biodisponibilidad de los medicamentos.


Hay ciertos factores que hay que tener en cuenta que si pueden influir un poco en cuándo se obtiene el efecto, pero la diferencia no es ya sea por vía oral o intramuscular, sino por cómo realicemos la vía oral o la intramuscular. Por ejemplo, en la vía oral, la absorción puede verse modificada por la ingesta de comida o por metabolización hepática (por lo tanto, pacientes con problemas de hígado pueden tener peor respuesta), y en la vía intramuscular por la solubilidad, por cómo de concentrado o diluido esté el fármaco o por el flujo sanguíneo que haya en el lugar de la inyección.


Para que te hagas una idea, en la siguiente tabla verás que no existen diferencias entre una vía de administración u otra:



Pero bueno, al menos la vía intramuscular no hace daño al estómago, cosa que sí ocurre por vía oral: ¡ERROR!

Siempre se asocian los anti inflamatorios con la capacidad de hacer daño en el estómago. Se cree que, al pincharlos, al no entrar por la boca y no llegar al aparato digestivo, evitamos este efecto indeseado, pero no es así. Los anti inflamatorios tienen su capacidad gastrolesiva por su mecanismo de acción, ya que desactivan las prostaglandinas y esto trae como consecuencia que se genere menos moco digestivo y bicarbonato por lo que se disminuye la resistencia de la pared gástrica del estómago, resintiéndose con este tipo de fármacos. Por lo tanto, ya sea en forma de pastilla o en inyección, los anti inflamatorios como el ibuprofeno, el diclofenaco, el naproxeno o el Dexketoprofeno por poner algún ejemplo, pueden producir molestias digestivas de acidez y digestiones pesadas.


Pero no me negarás doctor que los medicamentos intramusculares son más efectivos y potentes que los orales: ¡ERROR!

Pues siento llevarte la contraria y es que según las revisiones de ensayos clínicos aleatorios a doble ciego (los que se utiliza en el mundo de la Medicina para analizar si un fármaco es válido o no), la eficacia analgésica para el dolor agudo moderado-severo de dosis única de los fármacos más usados, en comparación con placebo (no dar medicamento) es más eficaz para Ibuprofeno 400 mg vía oral o para Naproxeno 500 mg también vía oral, que para ketorolaco 30 mg intramuscular.


Ok, parece que me va quedando claro…Pero aprovechando el pinchazo, me pueden poner varios fármacos combinados y eso sí que aumenta la eficacia: ¡ERROR!

Se desaconseja poner en el mismo pinchazo varios medicamentos ya que lo único que podemos conseguir es que se superen los volúmenes máximos recomendados para la zona de punción, sin conseguir un efecto de alivio al superar la diana terapéutica y sin embargo pueden derivarse en complicaciones ya sea a nivel local (durezas debajo de la piel) o incluso que se afecte el riñón o el corazón por el poder nefrotóxico y cardiotóxico que pueden tener los medicamentos.


Lo más eficaz, responsable, seguro y eficiente por lo tanto es indicar un tratamiento oral e ir “jugando” con las diferentes escalas y familias de fármacos para el dolor que existen e ir realizando modificaciones en función de los resultados que se obtengan.


Me va quedando claro, pero para un paciente desnutrido es mejor la inyección que darle el fármaco en pastilla ya que no lo va a absorber bien: ¡ERROR!

Salvo que haya vómitos de repetición, problemas para tragar o disminución en el nivel de conciencia que pueda dificultar la deglución, se ha demostrado que la absorción oral no se ve disminuida en pacientes débiles o desnutridos por lo que el estado calórico de una persona no justifica que se deba pinchar a una persona.


Por si no fueran razones más que suficientes, hay que tener en cuenta que al inyectar no está exento de riesgos y es que sin ser lo habitual, existe riesgo por ejemplo de transmitir alguna infección local y que se forme un absceso o que incluso pase a la sangre y afecte a otros niveles como por ejemplo una hepatitis. Y no solo esto, con el pinchazo se puede lesionar la zona y afectar a músculos, vasos y nervios de la zona de la punción, ya sea por el propio pinchazo o por el líquido que se introduce.


Además en personas mayores con mayor fragilidad capilar, con algún problema en la coagulación (como por ejemplo en bebedores que pueden tener cirrosis) o en gente en tratamiento con anticoagulación oral (el famoso Sintrom), hay que evitar por todos los medios pinchazos para meter medicación ya que se pueden formar hematomas y que la persona pierda sangre.


Por lo tanto y a modo de resumen, no estaría de más compartir este post para entre todos erradicar la falsa idea de que lo mejor y más rápido para los dolores son las inyecciones.


Además de que no es cierto, existen una serie de riesgos que en la medida de lo posible debemos evitar. La vía intramuscular se reserva para personas con intolerancia para la vía oral:


– Nauseas y vómitos de repetición

– Problemas con alguna enfermedad que dificulte tragar

– Personas inconscientes o con bajo nivel de conciencia


Al final, lo ideal es que tanto médico como paciente lleguen a acuerdos consensuados y conjuntos, pero para ello hace falta información. Los pacientes en ocasiones tienen falsas creencias ya que durante mucho tiempo se ha extendido la idea de que lo mejor y más rápido es la inyección, pero como hemos visto no es así. Los sanitarios tenemos que hacer ver que esto no es así y que lo más seguro será la vía oral, dejando la vía intramuscular o la intravenosa para casos con una indicación real. Aunque cada vez estamos ante una Medicina más defensiva donde debido a la presión que tenemos en nuestras consultas y servicios de Urgencias, lo que menos desgaste emocional nos supone es acceder a las peticiones de los pacientes, tenemos que intentar al menos darles la información para que tomen una decisión con los datos en la mano.


Link: http://www.juantoral.com/son-las-inyecciones-mas-efectivas-que-las-pastillas-para-aliviar-el-dolor/

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2015-2017 by Asismed-L Asistencia Médico Legal.

Todos los anuncios comerciales y contenidos de este sitio, asi como los logotipos mostrados son propiedad de Asismed-L Marca registrada y seran utilizados en prueba a quien infrinja contra las normas de privacidad en ley vigente hacia nuestra empresa. AVISO DE PRIVACIDAD