UA-93115614-1

4 Consejos para recibir a un médico residente como se merece.


Mucho se ha dicho hasta el momento de lo mal que la pueden pasar el médico residente al iniciar su estadía en una institución de salud.


Que son mal pagados, que trabajan horas excesivas, que son objeto de maltrato por parte de los médicos de mayor experiencia, etc. Sin embargo, esto podría cambiar siempre y cuando se tenga la voluntad de hacer más llevadera la estancia de los médicos residentes.


Por eso, a continuación, te presentamos 4 consejos que puedes tomar en cuenta para que la residencia médica sea más amigable:


1. Preséntate ante los nuevos médicos residentes.

Demuestra tu educación con un saludo. Recuerda que ellos son los nuevos, llegan a un lugar desconocido a hacer cosas que nunca se imaginaron que iban a hacer. Así que lo menos que puedes hacer es presentarte para generarles confianza y hacerles entender a los nuevos internos que están tratando con personas. Evita mostrarte arrogante, pues tú alguna vez estuviste en su lugar, se respetuoso y tolerante con los nuevos residentes.


2. Enséñales dónde están las cosas.

Tal vez te sientes ansioso por mandar y tener un poco de poder. Si lo vas a hacer, al menos trata de que sea de una manera justa. Si pedirás a los médicos residentes a que realicen mil y un estudios, al menos enséñales el camino a donde tienen que dirigirse. Muéstrales dónde está el comedor, los baños o tal laboratorio. Y ensáñales tips de cómo pedir las cosas a donde vayan.


3. Se equivocarán una y otra vez, pero enséñales a conservar la calma.

Los médicos residente sede recién ingreso no saben cómo se trabaja en el hospital, no conocen a las personas que trabajan ahí, no saben en dónde está el material, ¡en realidad no conocen nada de nada! Si tú llevas más tiempo en el lugar y tienes más experiencia, habla con ellos y dales la confianza para poder trabajar en equipo. Recuerda que, si ellos ya lo supieran todo, no habría necesidad de que estuvieran ahí. Ellos serán los nuevos grandes doctores del futuro, y su comportamiento y sabiduría con futuros pacientes depende de lo aprendido en el momento.


4. El médico residente no es tu esclavo.

Ellos no son un “mil usos”, no son esclavos, ni tampoco la gente que saca el trabajo pesado. No son alguien a quien debas menospreciar, pues recuerda que el carácter se demuestra cuando se tiene el poder.


Fuente: https://www.saludiario.com/5-tips-para-recibir-a-un-medico-residente-como-se-merece/

Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2015-2017 by Asismed-L Asistencia Médico Legal.

Todos los anuncios comerciales y contenidos de este sitio, asi como los logotipos mostrados son propiedad de Asismed-L Marca registrada y seran utilizados en prueba a quien infrinja contra las normas de privacidad en ley vigente hacia nuestra empresa. AVISO DE PRIVACIDAD